Saltar al contenido

Cómo limpiar el cabezal de la ducha, paso a paso

El cabezal de la ducha es uno de los dispositivos que más trabaja en su hogar, pero también uno de los que más se pasa por alto cuando se trata de una limpieza regular. Si bien es probablemente una de las tareas domésticas menos atractivas, le mostraremos cómo limpiar fácilmente el cabezal de la ducha con algunos ingredientes básicos.

Si bien tiene la tarea de rociar chorros calmantes de agua tibia sobre su cuerpo cada mañana, los cabezales de ducha sucios a menudo están obstruidos con una gran cantidad de bacterias y acumulación de minerales que pueden representar una amenaza para su salud. Según un estudio realizado por la Sociedad Estadounidense de Microbiología en 2018, casi 200 especies de bacterias pueden instalarse en el cabezal de la ducha y formar una biopelícula desagradable. Si bien la mayoría de estas bacterias se consideran inofensivas, no siempre es así.

Dejando a un lado las preocupaciones bacterianas, si el agua está cargada de minerales como cal, calcio, sílice y magnesio, es posible que el cabezal de la ducha no rocíe con la presión del agua que solía hacerlo. Es posible que sus diminutos orificios de rociado se hayan obstruido, lo que obligó a que el agua saliera a chorros en direcciones aleatorias o no lo hiciera. Aprenda a limpiar el cabezal de la ducha y evitar estos problemas.

Cómo limpiar el cabezal de la ducha en 5 pasos

La mayoría de los cabezales de ducha se pueden quitar fácilmente para limpiarlos, lo que le permitirá deshacerse más fácilmente de los escombros y limpiar la pantalla del filtro. Siga estos pasos y tendrá un cabezal de ducha limpio durante todo el año.

Paso 1: Retire la unidad

La mayoría de las veces, esto es tan simple como girar en sentido antihorario con un paño envuelto alrededor de la tuerca de conexión. Aplica una presión uniforme, pero no seas demasiado entusiasta. Si el cabezal de la ducha no se gira fácilmente, puede consultar el sitio web del fabricante para obtener instrucciones exactas sobre cómo quitarlo de manera segura.

Paso 2: extraiga la pantalla de filtro

Este artilugio generalmente se encuentra cerca de donde la unidad principal se atornilla a la tubería de la ducha. Parece un disco de malla metálica redonda dentro de una junta de goma. Está ahí para atrapar sedimentos más grandes y ayudar a detener las fugas. Si no lo ve, consulte el sitio web del fabricante. Es posible que necesite un par de alicates de punta fina o pinzas para sacarlo. Una vez retirado, dale un suave exfoliante con un cepillo y enjuaga.

Paso 3: déjalo en remojo

Vierta cinco tazas de vinagre blanco destilado en un tazón mediano y sumerja el cabezal de la ducha, asegurándose de que las boquillas estén completamente cubiertas de vinagre. Déjelo en remojo durante una o dos horas.

Paso 4: frótalo y límpialo

Una vez que haya suavizado esos depósitos minerales, frote el cabezal de la ducha con un cepillo pequeño. Los depósitos deben desprenderse fácilmente. Si es necesario, limpie las boquillas obstruidas con un clip. Enjuague con agua tibia y use un limpiador en aerosol para desinfectar toda la unidad. Limpie y pula con un paño suave para restaurar el brillo de su cabezal de ducha.

Paso 5: vuelva a colocar el cabezal de la ducha

Vuelva a instalar la rejilla del filtro donde la quitó, luego enrosque con cuidado el cabezal de la ducha en la tubería. Sea cuidadoso, ya que girar demasiado o romper las roscas puede provocar fugas. Gire en el sentido de las agujas del reloj hasta que apriete con los dedos. Abra el agua y verifique si hay agua saliendo o goteando del perno de conexión. Si es así, gírelo suavemente con una llave colocada sobre un paño fino hasta que no gotee.

¿Tienes un cabezal de ducha fijo? Esto es lo que debe hacer:

Paso 1: llena una bolsa de plástico con vinagre

Elija una bolsa resistente que quepa fácilmente sobre el cabezal de la ducha y llénela con aproximadamente dos tazas de vinagre blanco destilado.

Paso 2: coloque la bolsa en el cabezal de la ducha

Sostenga la bolsa contra su unidad y tire de ella hacia arriba y hacia arriba, de modo que toda la alcachofa de la ducha quede sumergida. Asegure la bolsa alrededor del tubo de la ducha con una brida.

Paso 3: déjalo en remojo

Déjelo en su lugar durante una o dos horas.

Paso 4: enjuague

Retire la bolsa y deje que el agua caliente fluya a través de las boquillas de su cabezal de ducha para limpiar los depósitos minerales del interior.

Paso 5: Frote y enjuague de nuevo.

Frote la cara de la unidad con un cepillo pequeño. Vierta agua caliente nuevamente y repita hasta que la cabeza esté limpia. Termine con un limpiador de baño y pula con un paño suave.

Productos y herramientas que necesitará para limpiar su cabezal de ducha

  • Vinagre blanco destilado: Este producto probado en el tiempo es magistral para disolver los depósitos de agua dura y las bacterias en los cabezales de ducha.
  • Cepillo pequeño: Un cepillo pequeño con cerdas suaves y rígidas eliminará los residuos difíciles de alcanzar pero no rayará las superficies.
  • Paño de microfibra suave: Pule la superficie del cabezal de la ducha con paños de limpieza de microfibra reutilizables.
  • Bolsas de plástico para sándwich: Elija bolsas de plástico fácilmente manejables que puedan soportar un largo remojo en vinagre.
  • Limpiador de superficies: Busque limpiadores en aerosol suaves hechos con ingredientes a base de plantas, que incluyen ácido láctico y aceite de cáscara de limón. Eliminarán de forma segura las manchas de agua dura y devolverán el brillo al cabezal de la ducha.

¿No quieres usar productos químicos? Cómo limpiar el cabezal de la ducha de forma natural

Si tiene depósitos minerales rebeldes, puede agregar una cucharadita de bicarbonato de sodio a su vinagre blanco para crear ácido carbónico. Burbujeará dramáticamente y lo entretendrá por un minuto, pero no agregue demasiado, o puede obstruir las boquillas. También puede agregar unas gotas de aceite esencial de árbol de té, lavanda o romero para potenciar la acción antimicrobiana del vinagre natural.

La conclusión sobre la limpieza de la regadera

Su baño debe ser un lugar donde pueda sentirse restaurado y renovado. Las bacterias, la acumulación de minerales y la baja presión del agua pueden salirse de control, transformando este espacio en uno incómodo y potencialmente peligroso. Solo se necesitan unos pocos pasos sencillos de forma regular para mantener el cabezal de la ducha limpio y en buen estado durante los próximos años.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se quita la cal de un cabezal de ducha?

Remojar el cabezal de la ducha en vinagre blanco destilado durante aproximadamente una hora es la forma más rápida de eliminar la cal. Esto se puede hacer quitando el cabezal de la ducha de su tubería y limpiando la mampara, o dejándolo en su lugar y colocando una bolsa de plástico llena de vinagre blanco.

¿Necesitas limpiar un cabezal de ducha?

Un cabezal de ducha sucio puede albergar innumerables bacterias y es posible que no funcione tan bien como antes. Para mantener el cabezal de la ducha limpio, seguro y en funcionamiento, debes limpiarlo con regularidad.

¿Con qué frecuencia debes limpiar un cabezal de ducha?

Si el agua de su casa es particularmente dura, es posible que deba limpiar bien el cabezal de la ducha remojándolo una vez al mes. Para las casas con agua blanda, puede arreglárselas con un mantenimiento semanal y una limpieza a fondo cada tres o cuatro meses o cada vez que note una caída en la presión del agua.